Cuando tienes la ciudad a tus pies, literalmente, piensas que puedes volar y así nos sentimos en la boda de Laura y Robert, cuando empezamos a grabar los primeros momentos de una verdadera película de boda.

El video de boda de Laura y Robert cuenta la historia de amor de dos jóvenes que han vivido juntos sus mejores años de la adolescencia, rodeados de amigos y familiares. Confiaron en nosotros para sorprender los momentos emocionantes de su union en una boda que nos encantó por la elegancia y la emoción que compartieron todos los presentes.

Los novios empezaron sus preparativos en el hotel Eurostars de Madrid, uno de los cuatro rascacielos que mandan en el cielo de la capital, ofreciendo unas vistas privilegiadas del Paseo de Castellana.

Tanto Robert, como Laura, esperaban con muchos nervios el momento de la ceremonia que se celebró en la Iglesia Ortodoxa Griega de Madrid. El pequeño, pero acogedor espacio de la iglesia, nos sirvió mucho para sorprender los momentos cinematográficos de una ceremonia ortodoxa llena de color y luz natural que caía directamente sobre nuestros novios.

La fiesta empezó en el Palacio de la Misión, donde todos los invitados a la boda esperaron a los novios después de una sesión fotográfica que hicimos junto al gran fotógrafo Daniel Chindea, llegado desde Bucarest, cerca del Manzanares y debajo del impresionante perfil de la Catedral de la Almudena y del Palacio Real.

En la fiesta nos impresionó la decoración de las mesas y la luz de las velas que alumbraron la cena y los bailes. Un detalle muy bonito de la boda de Laura y Robert fue la posibilidad de hacerse una foto con los novios y revelarla en el acto gracias a una cámara Polaroid, para que después quede colgada a vista de todo el mundo.

Pin It on Pinterest