Una boda sin estrés es posible

Después de haber fotografiado muchas bodas diferentes, he juntado una guía con 7 consejos esenciales, basada en mi experiencia.
Estos consejos te ayudarán a tener una boda bien organizada y con tiempo suficiente para toda la emoción con los tuyos.
 

1. El tiempo es todo

 
Mi primer consejo es contar con algo de tiempo de reserva al comienzo del día de la boda, cuando te estás preparando. Así podrás tener en cuenta todos los detalles y los posibles imprevistos. ¿Tienes que abrir algún regalo? ¿Habéis programado un intercambio de cartas con tu futura pareja? ¿Quieres tener algún momento especial con tu pareja antes de la ceremonia? ¿Necesitarás «una armada» para que te ayude a entrar en tu vestido o tu traje?
Si es así necesitarás dedicar un tiempo para cada uno de estos momentos, para evitar los fallos de organización. Como referencia deberías empezar a prepararte (pelo, maquillaje…) con al menos 4 horas antes de la ceremonia, sobre todo si tienes que viajar mucho. 
 

2. Reserva más tiempo del necesario en tu boda

 
Incluso la pareja más organizada puede encontrarse en apuros cuando se trata del horario del gran día.
A veces, las cosas no van exactamente como se han planeado. Hay gente que se queda pillada en el tráfico, un vestido que no encaja y … como regla de oro, todo puede llevar un poco más de tiempo del que puedes programar.
 
Añadiendo 15 minutos demás para la preparación, para el tiempo de desplazamiento y para las fotos te ayudará a tener bajo control todos los momentos de vuestra planificación.
Si al final no necesitas este tiempo que hayas reservado, tampoco pierdes algo. Así podrás sentarte y disfrutar del ambiente de tu boda!
 
Contratar un wedding planner para ayudarte a organizar tu día y asegurarte de que todo vaya como quieras es una idea muy buena. 
 

3. Que tal una sesión foto antes de la ceremonia

 
Cada vez más parejas eligen tener una sesión de primera vista (first look) antes de la ceremonia. Aunque no vale para todos los horarios, hay muchas ventajas a tener en cuenta para que los novios se puedan ver unos minutos antes de la ceremonia.
 
Muchas parejas sienten que este momento intimo les ayuda a controlar los nervios y no lo olvides: son vuestros últimos momentos antes de empezar vuestro matrimonio.
 
Si el tiempo lo permite, una sesión foto de este tipo os permitirá sacar con tiempo la mayoría de las fotos en pareja antes de la ceremonia. De esta forma, el fotógrafo puede inmortalizar en preciosas fotos la emoción que sentiréis al veros por primera vez vestidos de novia y de novio.
 
Después de haber hecho las fotos para el álbum os podéis centrar más en atender a los invitados y de disfrutar del cocktail.
 
Si os preocupa que la sesión de primera vista puede hacer el camino hacia el altar menos emocionante, os aseguro que no. Si habéis tenido tiempo de mirar las imágenes de mis ceremonias no creo que se note quienes se han visto antes y quienes no.
 

4. Que no falte nadie de la sesión foto

 
Si no hay buena organización, el día de la boda puede transformarse en un desastre! Para evitarlo, aseguraos de proporcionarle a vuestro fotógrafo una lista detallada de los grupos que queréis tener en vuestras fotos.
 
Podríais recordarles a todos vuestros familiares y amigos, en la noche anterior, donde tienen que estar y a que hora, para no faltar en la sesión foto. También tenéis que avisarles que no deberían irse de la sesión hasta que los fotógrafos no hayan terminado. Esto os puede ayudar mucho a ahorrar tiempo con las fotos de grupo y así nadie quedará fuera.
 
Será de gran ayuda tener a alguien de la familia o incluso a alguien de cada familia para buscar a los que faltan para las fotos. Los fotógrafos no saben quien es quien y no pueden traer a la familia para las fotos de grupo.
 

5. El transporte en la boda

 
Si tenéis que desplazaros durante el día de vuestra boda es buena idea contratar un autobús. Esta opción os dará la seguridad de que todo el mundo llegará, sin tener que preocuparos por si alguien se pierde.
 
También es importante comunicarle al chofer toda la información sobre el horario, incluido la dirección o las direcciones donde tiene que recogeros y también otros detalles como si se puede aparcar en vuestra zona o si es una calle con acceso restringido etc.
 
El transporte será muy importante si te casas en una finca o en restaurante situado en las afueras de la ciudad. 
 

6. Recibir o no a todos los invitados

 
Si no tenéis pensado estrechar la mano a los más de 100 o 200 invitados en la boda, será fácil evitar esta tradición que consume demasiado tiempo.
Llegando con tiempo a la hora del cocktail, podréis disfrutar del momento perfecto para atender a vuestros invitados y no significa dedicar tiempo demás. 
 

7. Prepárate para cualquier imprevisto

 
Incluso la boda que ha sido planeada con el mayor cuidado posible puede sufrir algún contratiempo.
No dejes que algo como un botón suelto en vuestra ropa o algún cordón roto en el vestido de una dama de honor se convierta en un problema mayor de lo que es.
 
¡Un kit de emergencia bien embalado es imprescindible! Cosas como la cinta de doble cara, un rodillo de pelusa, imperdibles, tiritas, horquillas adicionales y un kit de costura evitarán momentos de estrés en la boda.
En nuestro blog existe una de las listas más completas de Cosas Imprescindibles para que no sufráis ningún tipo de percance en la boda.
 
Y como bonus te doy otro consejo:
 

Confía en tus proveedores

 
Cuando vais a elegir a los proveedores para que vuestra boda salga perfecta, es fundamental que seáis capaces de depositar vuestra plena confianza en estos profesionales. La mayoría de ellos son personas que sienten pasión por este trabajo y saben que tienen una gran responsabilidad en un día tan importante para vosotros.
 
Si estáis haciendo una gestión demasiado detallista, podéis provocar, sin querer, que todo vaya más tarde de lo previsto. Por esta razón llegaréis a preocuparos de todos los detalles, en vez de disfrutar de vuestro enlace.
 
 
En fin, la planificación de la boda, y algunas veces hasta el día de la boda, puede ser estresante, pero no tiene por qué ser así.

felix-damian-fotografo-retrato-web

   Felix Damian

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Comparte esta pagina con tus amigos