Diego es joven, guapo y un profesional apasionado del deporte y de la danza. El no se ve fotogénico, como la mayoría de nosotros y por esta razón creo que no nos sentimos cómodos a la hora de irnos a un estudio de fotografía para posar sin ser modelos.

Posiblemente aquí está la mejor parte de nuestro trabajo: convencer a cualquiera de nuestros clientes de que hay muchos detalles que influyen en una buena foto. Siempre intentamos varias poses manteniendo un ambiente distendido y después de ver las primeras fotos, todo el mundo pierde ese miedo hacia la cámara.

Con Diego la sesión ha sido muy productiva porque en un poco más de una hora hemos podido sacar imágenes de varios looks. Se trajo ropa variada, porque le hemos indicado que puede cambiarse unas cuantas veces.

Habiamos pensado en dar la maxima utilidad a las fotos de retrato y le hemos sugerido dos tipos de look: formal, con camisa y traje, e informal, con varias camisetas, gorra etc.

Así como intuíamos desde el principio, a Diego le gusta más su imagen desenfadada, porque representa mejor su personalidad. El traje le sienta de maravilla – y lo decimos con toda la objetividad del mundo – pero se nota que la persona fotografiada tiene que sentirse cómoda en la ropa escogida.

Después de la sesión, Diego eligió las fotos que más le gustaron para ser retocadas e inmediatamente ha decidido utilizar algunas para sus perfiles en las redes sociales.

¡Nuestra satisfacción es muy grande porque hemos visto que estas imágenes le son de gran utilidad!

¿Por qué creo qué todo el mundo necesita una buena foto?

Hay varias razones para tener un buen retrato y la primera que se me ocurre es porque las redes están llenas de fotos borrosas, con poca luz y muchas sombras en los ojos, que no hacen justicia a nadie. Es importante tener una buena foto de perfil, porque es en las redes donde la gente, las empresas, posibles colaboradores, jefes, amigos nos ven rápido. La imagen que transmitimos es muy importante y muchas veces puede influir más de la cuenta.

La segunda razón puede ser que necesitamos buenas fotos en cualquier momento, sobre todo a la hora de buscar trabajo y muchas empresas piden una foto de curriculum. Una fotografía con buena luz, cuidada, con ropa de un color que nos favorezca, dejará siempre una buena impresión.

Qué decir de la reacción de Diego, de sus palabras cuando vio las fotos? O de las reacciones de sus amigos? Todas son positivas, muy buenas, excelentes.

Finalmente el “modelo” ha sido el y nosotros solo hemos hecho las fotos…